LlamarPresupuesto

La traducción de las cuentas anuales

traducción-de-cuentas

Vamos a dedicar este artículo a repasar la importancia de la traducción de cuentas anuales o estados financieros de una sociedad. Como veremos más adelante, esta documentación recoge la situación financiera del negocio y refleja su salud económica y a menudo debe ser traducida a otros idiomas. En este artículo te contamos por qué es fundamental confiar la traducción de cuentas anuales a traductores expertos.

¿Qué son las cuentas anuales de una sociedad?

A diferencia de los estados contables, los estados financieros son aquellos documentos que muestran la información contable de la empresa agrupada de una determinada forma y totalizada en un período de tiempo concreto.

Las cuentas anuales son los estados financieros que las empresas están obligadas a elaborar y presentar en el Registro Mercantil. Así, su misión es reflejar la situación económica y financiera de la empresa en un período determinado (ejercicio), es decir, son una «fotografía» de su situación en un momento determinado.

Para su elaboración se sigue una estructura obligatoria que establece el Plan General de Contabilidad (PGC) y se deben aplicar los principios de contabilidad generalmente aceptados (PCGA) así como las Normas Internaciones de Información Financiera (NIIF). Para acceder a estas últimas, puedes registrarte en https://www.ifrs.org/issued-standards/ifrs-translations/#fr y acceder a http://eifrs.ifrs.org/eifrs/bnstandards/es/2018/ifrs1.pdf

La secuencia de elaboración de las cuentas anuales de una sociedad es la siguiente: en primer lugar los administradores de la empresa elaboran los estados financieros para su aprobación por parte de la Junta General de Socios o Accionistas. Una vez aprobados, deben depositarse en el Registro Mercantil del domicilio social de la empresa.

¿Qué elementos componen las cuentas anuales?

Las cuentas anuales están constituidas por:

  • El balance de situación, que refleja el Activo (lo que tiene la empresa) y el Pasivo (lo que debe la empresa), además de los Recursos propios (patrimonio neto). Puedes ver un modelo de balance aquí.
  • La cuenta de pérdidas y ganancias, donde se registran los ingresos y gastos a lo largo del ejercicio. La diferencia entre ingresos y gastos es el resultado del ejercicio, que puede ser positivo o negativo, es decir: beneficio o pérdida.
  • El estado de cambios en el patrimonio neto, que refleja los movimientos en el patrimonio a lo largo del ejercicio (subvenciones, donaciones, cambios en la valoración, etc.).
  • El estado de flujos de efectivo: son los movimientos de efectivo (cobros y pagos) de la sociedad.
  • La memoria: constituye una explicación de todo lo anterior junto con una indicación de los principios aplicados.

Además de las cuentas anuales, existen otros documentos importantes que muchas veces requieren traducción y pueden presentarse junto con las cuentas anuales. Este es el caso del Informe de gestión o Informe de los administradores, el informe de responsabilidad social empresarial o el Informe de auditoría, no siendo este último obligatorio para pymes.

Marco temporal para presentar las cuentas anuales

Como hemos visto, las cuentas anuales son el reflejo de la situación de la sociedad en un ejercicio determinado. Por ejercicio se entiende un período de 12 meses que puede coincidir o no con el año natural. Así en España, donde el ejercicio coincide con el año natural (1 de enero a 31 de diciembre), los plazos para la presentación de los distintos documentos son los siguientes:

  • Formulación de las cuentas anuales por el Consejo de Administración o el Administrador de la sociedad ➞ máximo 31 de marzo
  • Aprobación de las cuentas anuales por la Junta de Socios o Junta de Accionistas ➞ máximo 30 de junio
  • Depósito de las cuentas anuales en el Registro Mercantil➞ 1 mes desde su aprobación y como máximo el 30 de julio.

Estos plazos pueden cambiar según el país, así por ejemplo en el caso de Reino Unido irán de abril a marzo y en el de Estados Unidos de octubre a septiembre.

¿Por qué se traducen las cuentas anuales?

Existen muchos motivos por los que muchas empresas españolas deben traducir a otro idioma sus cuentas anuales. Uno de ellos puede ser el proceso de internacionalización que como ya te contamos en otro de nuestros artículos muchas empresas han puesto en marcha para llegar a nuevos mercados. Este proceso puede implicar, entre otras cosas, la apertura de nuevas oficinas en países extranjerosfusiones entre empresas, alianzas, etc. Y todas estas operaciones requieren la traducción de las cuentas anuales de la empresa al idioma de destino.

Otro motivo, en el caso de empresas que presentan cuentas anuales consolidadas cuya matriz es una sociedad extranjera, es que la traducción al español de esta documentación constituye un requisito impuesto a las sociedades que cotizan en bolsa por la Comisión Nacional de Mercados de Valores (CNMV).

Por supuesto, no podemos olvidarnos del caso de aquellas empresas españolas que deben presentar sus cuentas anuales en el marco de licitaciones internacionales.

En muchos de estos casos, es habitual, además, que estas traducciones deban llevar el sello de un traductor jurado.

Importancia de la correcta traducción de las cuentas anuales

En la traducción de cuentas anuales o de cualquier otro documento corporativo que refleje la situación económica de la empresa no debe haber margen para el error. Nos gustaría recalcar aquí la importancia de la precisión en este tipo de traducciones y el rigor a la hora de respetar la nomenclatura propia de estos documentos.

Un error de traducción en este tipo de documentos puede ser fatal para la empresa que está presentando la versión traducida de sus cuentas. Por eso desde Ubiqus Spain no nos cansamos de decir que la traducción económica y financiera debe ser en extremo rigurosa y debe siempre realizarse por profesionales expertos con un conocimiento amplio de la terminología aceptada y acostumbrados al manejo de fuentes oficiales.

Como hemos dicho anteriormente los motivos por los que una empresa debe traducir sus cuentas anuales pueden ser variados, pero lo que siempre es cierto es que el público objetivo de las cuentas anuales son siempre personas que desean conocer datos fiables sobre la situación financiera de una empresa (por ejemplo, para adjudicar un concurso, conceder una financiación o hacer una inversión).

En este sentido, es importante recordar que este tipo de traducciones constituye la imagen de tu empresa, de ahí que sea fundamental garantizar su profesionalidad.

¿Necesitas traducir tus cuentas anuales? No lo pienses más, confía tus traducciones a expertos profesionales con experiencia demostrada y no te la juegues. Llámanos o pídenos presupuesto a través de nuestra web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *