LlamarPresupuesto

Glosario de 22 términos médicos en inglés que debes conocer

Glosario de términos médicos

Una de las áreas de especialización de Ubiqus Spain es  ciencias de la vida. Llevamos muchos años colaborando con empresas de este sector y traduciendo textos médicos de todo tipo. A lo largo de nuestra dilatada trayectoria nos hemos encontrado con varios términos médicos en inglés que pueden suponer la diferencia entre una buena y una mala traducción.

Con este post hemos querido compartir algunos de los términos médicos en inglés que plantean dificultad a la hora de traducir, ya sea por inducir a calcos por su similitud con el español o a falsos amigos por su similitud con otras acepciones de la misma palabra en inglés. ¡Veámoslos!

Vocabulario Médico que todo traductor necesita saber

Ya no cabe ninguna duda, actualmente el inglés puede considerarse el idioma internacional de la medicina, por este motivo hemos querido detenernos en la traducción de determinados términos médicos en inglés que a menudo suscitan errores de traducción en español.

A continuación, os presentamos un breve listado de términos que siguen apareciendo en muchos textos de medicina en español y que han sido mal traducidos del inglés. Así que, aun a riesgo de que conozcas la mayoría, ¡no te pierdas nuestra selección de vocabulario médico que todo buen traductor médico debe conocer!

Airway:

Este término muchas veces se confunde con su acepción de «vía aérea» y aparece traducido así en infinidad de textos médicos, no obstante, en medicina se prefiere «vía respiratoria».

Apposite:

Muchos serán los que se dejen llevar por la similitud de esta palabra con la española «apósito». Nada más lejos de la realidad, en inglés apósito sería application, poultice, y en este caso el término apposite suele referirse en medicina a «algo apropiado, oportuno o a propósito».

Bacteria:

Con este pica mucha gente. Y no es de extrañar porque el calco con su equivalente en español es más que obvio. Pero ojo, en inglés este término no es «bacteria» (que sería bacterium en inglés), sino «bacterias» (en plural).

Bucca:

Aunque pueda parecerlo, este término generalmente no significa boca, sino mejilla. Así, el término «bucal», que en inglés sería oral, se refiere a «sublingual» o «colocado entre las encías y las mejillas». ¿Cómo te quedas?

Castor oil: 

¿aceite de castor? Mejor, «aceite de ricino». Eso sí, esta mala traducción está tan extendida que si buscamos aceite de castor en Google obtendremos 1.960.000 resultados.

Columnar cell:

Tradúcelo por «célula cilíndrica» mejor que por «célula columnar».

Compromise:

La traducción de este término inglés por «compromiso» es otro falso amigo muy habitual. En la traducción médica, este término suele referirse al deterioro o insuficiencia (respiratoria/cardiopulmonar/etc.) más que a ningún tipo de compromiso.

Constipation:

Ojo, no se refiere a «estar constipado», sino a «estreñimiento». Nada que ver…

Effusion:

En el lenguaje médico significa «derrame», no confundir con «efusión».

Disorder:

En medicina, este término habitualmente no significa «desorden», como pudiera parecer, sino «alteración, trastorno, enfermedad o disturbio».

Patent:

¿Crees que puede traducirse por «patente» en el sentido de patente farmacéutica? Puede ser, pero no siempre. A menudo este término se refiere a «algo permeable/abierto/no obstruido», ¡así que ojo con el contexto!

Charbon:

Este término a menudo se traduce incorrectamente por «carbón» (que en inglés sería coal). Pero ojo, charbon, cuando se utiliza en textos médicos, en muchos casos se refiere a «pústula maligna o carbunco».

Gripe: 

Otro gran falso amigo. Aunque puede parecer que se refiere a la «gripe» (que en inglés ería influenza, flu o grippe), en realidad significa «retortijón» o «cólico».

Infant:

Aunque pueda parecerlo, en medicina este término no es equivalente a nuestro «infante» en español, que se refiere a niños de menos de 7 años, sino más bien a «lactante», o niño de menos de 2 años o de primera infancia.

Hydrocarbon:

Resulta usual ver este término traducido como «hidrocarbono», pero recuerda, no te dejes llevar por su grafía, lo correcto es «hidrocarburo».

Labor:

Cuando utilizamos este término en obstetricia, nos estamos refiriendo a «parto», nunca a «labor».

Pathology:

Mucha atención porque en los textos médicos suele utilizarse este término para referirse a la «anatomía patológica» y no a «patología».

Physician: 

Ésta seguro que la sabéis, pero no podíamos dejarla fuera de nuestra selección: physician no se refiere a un «físico» (que en inglés ería physicist), sino a un «médico».

Severe: 

En medicina se prefiere el adjetivo «grave», mejor que «severo».

Tablet: 

Que levante la mano el que no haya visto esta palabra mal traducida por «tableta» (o lozenge en inglés), cuando en realidad se refiere a «comprimido».

Víscera: 

De nuevo un calco que puede dar lugar a confusión. En los textos médicos se refiere a «vísceras», en plural, no a «víscera» en singular.

Viscus:

Aunque puede sonar a «viscoso», en realidad se refiere a «víscera».

¿Sorprendido? Estos y muchos otros términos médicos en inglés con traducción dudosa al español aparecen en el Libro rojo de Fernando A. Navarro, una fuente de consulta imprescindible si eres traductor médico o si, simplemente, quieres profundizar un poco más en este tema.

El uso de anglicismos en el lenguaje médico

Llama la atención la facilidad con la que muchos anglicismos se han incorporado de manera permanente al lenguaje médico moderno. Normalmente los anglicismos son producto de una traducción literal de su equivalente en inglés (p. ej.: nodose – nodoso), aunque en algunos casos se incorporan directamente (p. ej.: test, shock, buffer, by-pass, kit, shunt, stress).

Como vemos, la mayoría son términos médicos en inglés que tienen un término equivalente en español, y como traductores, muchas veces debemos ponderar el uso real que se hace de anglicismos en textos paralelos frente al uso de su versión en español antes de optar por una u otra opción. Recordemos que, al final, las traducciones contribuyen a la incorporación de neologismos a nuestra lengua.

Y hasta aquí nuestro repaso de algunos términos médicos en inglés que tienen truco y que sin duda debes conocer. Esperamos que te haya resultado interesante y que hayas aprendido algo. No dudes en dejarnos tus comentarios al final de este post.

Recuerda, en Ubiqus Spain llevamos años trabajando en el sector y somos expertos en ciencias de la vida. Si tienes alguna necesidad de traducción médica, no lo dudes: ponte en manos de expertos y confíanos tus traducciones: nuestra experiencia nos avala. Ponte en contacto con nosotros o pídenos presupuesto directamente, ¡no te arrepentirás!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *