¡Renovamos nuestras certificaciones!
junio 29, 2018
Los 15 anglicismos más utilizados en el fútbol
julio 16, 2018
Mostrar todo

¿Qué papel tuvo la Asociación española de traductores en la Feria del Libro?

Campañas por la visibilidad de los traductores

Hace pocas semanas, como cada año, tuvo lugar en Madrid la Feria del Libro; pero, este año, como seguro que ya sabes, la feria ha contado con una participación muy especial: Asetrad, la Asociación española de traductores, correctores e intérpretes, estuvo presente por primera vez en su historia en la Feria del Libro de Madrid 2018 con una caseta propia, a la que acudieron muchos profesionales del sector.

¿Quieres saber más sobre qué hicieron allí y por qué es importante este acontecimiento? En este post te los contamos todo. ¡Empezamos!

#LosOtrosAutores, el desconocido papel de los traductores

Bajo el lema #LosOtrosAutores, Asetrad quiso «dar visibilidad a los traductores y destacar su importancia no solo como transmisores culturales, sino también como pieza clave en un mercado que mueve mucho dinero y suma muchos empleos». La asociación reivindica el papel de los traductores como «autores de nuestra traducción», de ahí el hashtag #LosOtrosAutores.

En España la traducción representa el 21 % de la producción editorial, con una media de más de 14.000 títulos. Y justo este es el sentido de esta iniciativa, reivindicar el papel del traductor como parte fundamental de la obra.

Sin la labor del traductor, muchos de nosotros no hubiéramos conocido muchas de las obras más famosas historias de la humanidad. ¿Te imaginas?

La campaña que se inició el pasado mayo en La Feria del Libro tenía como eje fundamental la difusión de varias frases cuyo objetivo era llamar la atención de los visitantes de la feria con el fin de hacerles reflexionar acerca de la importancia del papel del traductor en el mundo de la cultura.

Pudimos ver frases tan curiosas como: «Ese lugar de La Mancha está en mayúsculas gracias a mí», «Yo fui la que puso punto final a Mil años, un día» o «Yo fui la que le puso nombre al sinsajo».

Y es que al final de cada película que vemos y de cada libro que leemos, a menos que lo hagamos en versión original, lo que nos queda es el texto en nuestro idioma, es decir, el mensaje que ha transmitido el traductor.

Y es que la labor del traductor no se limita a traducir palabra por palabra, sino que su papel pasa necesariamente por realiza un importante trabajo de adaptación para que el producto final tenga sentido en la cultura y en el público al que va dirigido y la intención del autor no se pierda por el camino.

Inicialmente, la campaña #LosOtrosAutores preveía únicamente la intervención de la asociación en la Feria del Libro de Madrid, pero a la vista del éxito, desde Asetrad no se descarta seguir realizando acciones bajo el mismo lema.

¿Por qué reivindicar el papel del traductor?

Es importante que sepamos apreciar el papel del traductor porque lo cierto es que cuanto mejor está hecho su trabajo, más invisible es. Ya desde la carrera nos repiten una y otra vez lo mismo para que se nos quede bien grabado: «el trabajo del mejor traductor, es el que no se nota». Debemos, por lo tanto, aspirar a hacer un trabajo invisible. Pero no por ello menos importante.

De hecho, si dejamos de ser invisibles, se nota enseguida. Todos conocemos infinitos casos en los que se ha hecho viral una «mala traducción» o se ha hablado de «unos subtítulos horribles», pero rara es la vez que nos topamos con comentarios positivos sobre una traducción.

Además, no hay que olvidar que los traductores estamos casi en todas partes. Desde una simple etiqueta de crema hasta la mejor obra de William Shakespeare tienen detrás el trabajo de un traductor.

Por eso es tan importante la existencia de asociaciones como Asetrad y de campañas como la iniciada en la Feria del Libro de Madrid, porque los traductores merecemos que se reconozca nuestro trabajo, tanto a nivel profesional como económico. Porque realizamos una labor fundamental para transmitir cultura, información y conocimiento y porque somos una pieza clave de la comunicación intercultural.

Curiosidades sobre algunas traducciones

Veamos ahora algunas curiosidades del trabajo de los traductores que seguro que te harán reflexionar.

Empecemos por nuestro más famoso hidalgo: Don Quijote. A uno de los traductores al francés de esta gran obra maestra no le hizo ninguna gracia que el protagonista muriera al final del relato y decidió cambiar el final por su cuenta, salvando al caballero y cambiando el título de la obra a «Historia admirable de Don Quijote de la Mancha».

Sin embargo, la justicia literaria quiso que finalmente el que falleciera fuera el propio traductor, pocos meses antes de terminar su versión del relato.

Los amantes de Harry Potter seguro que entienden la ansiedad de los lectores chinos por devorar nuevas entregas de JK Rowling. De ahí que, pocas horas después de la publicación oficial de «Las Reliquias de la muerte» en versión original, ya hubiera disponibles traducciones no oficiales del texto en chino circulando por la web… y es que, está claro que el fenómeno Harry no puede esperar.

La famosa obra de «El principito» ha sido traducida a 180 lenguas y, entre ellas, y probablemente una de las más curiosas, está el castúo, una variedad del español hablada en el noroeste de Extremadura. El título de la obra en esta lengua: «El Prencipinu».

Y, para terminar, no podemos olvidarnos del libro más traducido de la historia de la humanidad: La Biblia. Por lo visto, existe un texto original en hebreo según el cual a Moisés le emanaban «rayos de luz» de la cabeza cuando hablaba con Jesucristo.

Sin embargo, la palabra rayo, en hebreo también significa cuerno y parece ser que algunos de los traductores optaron por esta última acepción, entendiendo que nadie más que Jesucristo era capaz de emanar luz. Por eso en muchas representaciones bíblicas, vemos dos protuberancias salir de la cabeza de Moisés.

Y hasta aquí nuestro post de hoy en el que hablamos sobre el importante papel invisible que los traductores desempeñamos a diario en nuestra literatura como #LosOtrosAutores. Desde aquí queremos agradecer y dar la enhorabuena a nuestros compañeros de Asetrad por la gran labor llevada a cabo en la pasada Feria del Libro en nombre de todos los traductores de este país.

Seguimos trabajando como lo venimos haciendo durante los últimos 20 años para dar el mejor servicio a nuestros clientes con el objetivo de eliminar todas las barreras que los idiomas pueden provocar. Queremos ayudarte. Llámanos, nos vamos a entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *