LlamarPresupuesto

La Ceremonia de los Óscars

boletín lingüístico

La ceremonia de los Óscars («The Academy Awards»)

¿Te gusta el glamour («glamour»), las lentejuelas («glitter»), los trajes de noche («evening gowns») y eres un cinéfilo empedernido («movie buff at heart»)? La ceremonia de los Óscars, en Estados Unidos, te hará soñar por una noche. Esta cita ineludible del séptimo arte reúne a las más grandes estrellas de la gran pantalla sobre la alfombra roja («red carpet»).

La ceremonia de los Óscars tuvo lugar («took place») por primera vez en 1929, en el hotel Hollywood Roosevelt. Desde 1992, se celebra («is held») en el antiguo Kodak Theater, actualmente Dolby Theatre, en Los Ángeles, y se retransmite en directo («broadcast live») por la cadena ABC. Cada año, una personalidad del mundo del espectáculo presenta («hosts») la velada. En 2016, el humorista («comic») y actor («actor») Chris Rock será el maestro de ceremonias («master of ceremonies») en la 88ª edición de los Óscars el próximo 28 de febrero.

Los Óscars son concedidos por («awarded by») la Academy of Motion Picture Arts and Sciences (AMPAS), compuesta por («composed of») casi 5000 miembros. Tras una votación, se elabora una lista de nominados («nominees») en 24 categorías («categories») diferentes. Entre las principales, cabe mencionar la de «mejor actor secundario» («actor in a supporting role»), «mejor actriz» («actress in a leading role») y también la de «mejor película» («best picture»). Los sobres con el resultado de las votaciones se abren en el escenario («on stage») y el palmarés («list of award winners») se anuncia ante una audiencia («audience») de grandes nombres de la industria cinematográfica («film industry»). ¡No puedo con tanta emoción! («The suspense is killing me!»)

Este acontecimiento mundial moviliza también a los corredores de apuestas, que todos los años entran en frenesí («on fire» o «in a frenzy»). Probabilidades («odds»), favoritos («favorites»), pronósticos («predictions»), los Óscars dan lugar a apuestas de todo tipo («bets of all kinds»), incluidas las más extravagantes («eccentric bets», o «novelty bets»). Entre ellas, «el error más garrafal («blunder») de la velada» por ejemplo.

Como curiosidad, la estatuilla recibió el nombre de Óscar cuando un empleado de la Academia observó que el trofeo se parecía a («looked like») un tío suyo que se llamaba así.

Y ahora, ¡que empiece el espectáculo! («Let the show begin!» o «Show time!»)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *