LlamarPresupuesto

La Navidad en Estados Unidos

boletín lingüístico

La Navidad en Estados Unidos

En Estados Unidos, la Navidad es una gran fiesta popular. El periodo de festividades empieza con Thanksgiving (que se celebra el cuarto jueves de noviembre). Ese día, un espectacular desfile recorre las calles de Nueva York («a spectacular parade takes place in New York») y marca el inicio de la temporada de compras navideñas («opens the Christmas shopping season»). ¿Y a que no adivináis quién aprovecha para hacer su aparición estelar? En efecto, ¡Papá Noel! O, mejor dicho, Santa Claus para los americanos.

La decoración navideña («Chrismas decorations») forma parte de las tradiciones más arraigadas en los hogares americanos. Toda la familia participa: grandes y pequeños echan una mano («lend a hand»). Se cuelgan grandes calcetines de la chimenea («Christmas stockings are hung by the chimney») y las paredes se forran de felicitaciones navideñas («Christmas cards»). El árbol de Navidad («The Christmas tree») se decora con bastones de caramelo rojos y blancos («is decorated with red and white candy canes»), guirnaldas de palomitas («popcorn garlands»), figuritas de muñecos de nieve, papás Noel, etc., y grandes lazos rojos («big red bows»). El rojo y el dorado («Red and gold») son los colores típicos de un árbol de Navidad americano.

Pero la decoración no se limita al salón. La barandilla de la escalera («baluster») se ornamenta con luces de colores («fairy lights»), bombillas («bulbs») o ramas de árboles («fallen branches»). La puerta de entrada («front door») dedica una calurosa bienvenida a los invitados («will give the guests a warm welcome») con su corona («wreath») elaborada con ramas de abeto, piñas («pines») y cintas rojas, por ejemplo.

Normalmente, el exterior de las casas está totalmente iluminado («illuminated»). ¡A ver quien luce el jardín más bonito!

Hablemos ahora de los protagonistas de estas fiestas, los niños. Además de Papá Noel, en Estados Unidos triunfa el Elf on the Shelf entre los más pequeños. Su nombre procede del libro The Elf on the Shelf: A Christmas Tradition (de C. Aebersold y C. Bell). Se trata de un pequeño duende espía enviado por Papá Noel («a spy elf sent by Santa») con la misión de vigilar a los niños para que se porten bien («make sure children behave») hasta el 25 de diciembre. Cada noche, a escondidas, los padres cambian al elfo de sitio. ¡Risa y magia garantizadas!

¡A la mesa! El pavo («turkey») ocupa un lugar preferente entre los platos que se degustan el día de Navidad en las mesas americanas. También es típico preparar una gran pieza de ternera («a sizeable piece of beef») o de jamón («ham»), acompañado de («served with») green bean casserole (una guarnición a base de judías verdes, crema de champiñones y cebolla frita), puré de boniatos («mashed sweet potatoes»), sin olvidar la típica salsa de arándanos. De postre, no puede faltar el pastel de calabaza («pumpkin pie») o el «pecan pie» (pastel de crema hecho principalmente de jarabe de maíz y pacanas). Como dato curioso, en la Casa Blanca se prepara el famoso «President’s Pie» para la familia presidencial, una receta con más de dos siglos de antigüedad que se remonta a la época de Abraham Lincoln.

Para beber, no puede faltar el tradicional eggnog (ponche de huevo), una bebida elaborada con leche, azúcar, nata y una yema de huevo, condimentada con nuez moscada o canela («cinnamon») y perfumada con ron. Se ofrece a los invitados en señal de bienvenida.

Por último, y para que el ambiente sea perfecto, ¡no pueden faltar los villancicos! («Christmas carols»): jingle bells, jingle bells, jingle all the way!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *