refranes en ingles
Los refranes en inglés más conocidos y usados a día de hoy
junio 12, 2017
alejandra diaz ortiz
Alejandra Díaz Ortiz: «Con el simple hecho de abrir una red social, el acto de leer se convierte en realidad»
junio 19, 2017
Mostrar todo

Un picnic muy British

boletín lingüístico

 

Un picnic muy British

La llegada del buen tiempo trae consigo el momento ideal para disfrutar al aire libre («to enjoy the great outdoors») y picar algo en plena naturaleza. Aunque el clima en el Reino Unido es muy inestable («changeable weather»), el picnic es un estilo de vida («way of life») que se remonta a la época medieval, cuando se devoraban carnes y pasteles durante la celebración de los festines de los cazadores («hunters’ feasts»). Esta tradición se popularizó en la época victoriana («in the Victorian era»), y a día de hoy el picnic constituye un placer sencillo y accesible que ofrece numerosas posibilidades.

Tanto si optas por un parque como por una playa, o si prefieres un rincón a la sombra en un bosque o incluso un trocito de césped («a patch of grass») en un prado, es importante que vayas equipado. Hazte con una esterilla o una manta («a blanket»), o incluso con unas tumbonas («deckchairs») y una sombrilla de playa («beach umbrella» o «parasol») si quieres estar más cómodo. Para mantener los alimentos frescos necesitarás una bolsa isotérmica («an insulated bag») o una nevera («an icebox»). Una cesta de mimbre («a wicker basket») te resultará práctica y además te dará un toque muy chic. Por último, debes pensar en los recipientes («containers»), cubiertos («cutlery»), platos y vasos.

Y ahora pasemos a lo más importante: ¡la comida! Las empanadas («pies»), terrinas («terrines») y ensaladas variadas son desde luego algunos de los platos imprescindibles. Pero entre los clásicos de las cestas de picnic British tampoco pueden faltar los hojaldres de salchicha («sausage rolls») o las cornish pasties. Las cornish pasties son unas empanadillas originarias de Cornualles (Cornwall, en el sudoeste de Inglaterra), rellenas de carne picada («minced beef»), cebolla, patata y colinabo («swede» en inglés británico, «rutabaga» en inglés americano). En un auténtico picnic a la inglesa tampoco pueden faltar los Scotch eggs, huevos duros («hard-boiled eggs») recubiertos de carne de salchicha («sausage meat») y empanados. Y no hay que olvidar el famoso sándwich club («club sandwich»), que siempre triunfa («is always a great success») con su forma triangular, sus múltiples capas y sus rellenos («fillings») variados. Se dice que incluso al propio rey Eduardo VII le volvían loco estos sándwiches.

Imprescindibles también son los dulces ingleses: scones, cupcakes y el pastel de plátano («banana cake») deben necesariamente formar parte del menú, sin olvidar los flapjacks, ideales para recargar energías. Estas pequeñas barritas cuadradas a base de copos de avena («oatflakes»), azúcar moreno («brown sugar») y sirope dorado («golden syrup») harán las delicias de los niños. Los entusiastas de la fruta siempre pueden decantarse por las fresas con nata («strawberries and cream»), un tradicional postre inglés que también suele degustarse a la hora del té. Por último, el famoso Eton Mess, elaborado con ingredientes similares como las bayas rojas («red berries»), merengue batido («smashed meringue») y nata montada («whipped cream»), saciará a los más golosos. Este postre recibe su nombre porque se sirve en el picnic anual que celebra el famoso colegio Eton en el marco de un partido de cricket disputado contra otro importante colegio.

Y es que los ingleses son expertos en aprovechar cualquier momento para ir de picnic. En junio de 2016 se celebró un picnic gigante para celebrar el 90 cumpleaños de la reina. El evento reunió a cerca de 10.000 invitados («guests») y a una asistente sorpresa: ¡la lluvia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Call Now Button