LlamarPresupuesto

Moverse por Nueva York

boletín lingüístico

Moverse por Nueva York

¿Te apetece visitar Nueva York? Serás uno de los cientos de miles de turistas españoles que cada año visitan esta inmensa metrópolis («huge metropolis»). A continuación te presentamos algunos consejos útiles («helpful tips») para moverte («to get around») mejor por la ciudad también conocida como («nicknamed») The Big Apple la Gran Manzana»).

Los atascos («traffic jams») son habituales en las calles de Manhattan. Además, en los principales barrios está prohibido aparcar o las plazas de estacionamiento son muy limitadas («restricted»), y los aparcamientos («car parks» o «parking lots») escasean, a menudo están completos («full») y te costarán un ojo de la cara («will cost you an arm and a leg»). Por eso te recomendamos que prescindas del coche y utilices el metro («subway»).

 Es el medio más rápido y económico («the fastest and cheapest way») para moverse por Nueva York («to travel around New York»). La red de metro es muy extensa y funciona las 24 horas del día («round-the-clock»), todos los días del año. Sus 468 estaciones («stations») y 24 líneas («lines») cubren («serves») Manhattan, Brooklyn, Queens y el Bronx, es decir todos los barrios («boroughs») de Nueva York, menos Staten Island, adonde puedes llegar en ferry («ferry boat»), el Staten Island Ferry, que presta un servicio gratuito («free of charge»). Antes de sumergirte en las profundidades del metro neoyorquino, asegúrate («make sure») de saber en qué dirección quieres ir («which direction you want to head»). De hecho, tanto en la entrada como en el interior de las estaciones hay señales que indican Uptown & Queens para dirigirte hacia el norte, y Downtown & Brooklyn para ir hacia el sur. Otro aspecto importante es saber diferenciar entre los local trains, que paran en todas las estaciones, y los express trains, que solo se detienen en las estaciones principales y permiten ahorrar tiempo («to save time») en las distancias largas. Ahora solo tienes que hacerte con un plano de metro («to get a subway map») y un billete («ticket»).  Para los turistas, la MetroCard constituye la mejor opción para recorrer trayectos ilimitados («unlimited trips») tanto en metro como en autobús.

Los autobuses también circulan las 24 horas del día y te permiten recorrer las avenidas de norte a sur, y en algunas calles también de este a oeste. En el autobús, puedes usar tu MetroCard o pagar el trayecto en efectivo.  En este último caso debes llevar el importe justo. El autobús es una buena alternativa al metro, siempre que no tengas prisa («provided you’re not in a rush»).

Y, por supuesto, no podemos olvidarnos de los omnipresentes taxis amarillos («yellow cabs») tan típicos de Nueva York y cuyas tarifas («taxi fare») son razonables. Para parar un taxi («to hail a taxi»), basta con levantar el brazo («wave your arm»). Ojo, los taxis que muestran el letrero luminoso «off duty» están fuera de servicio. No olvides dejar propina («tip») al final de la carrera («ride»).

Por último, también puedes optar por descubrir parte de Nueva York a pie («on foot»). Ponte unas buenas zapatillas para caminar («get yourself a pair of good walking shoes»), ¡te impresionará el número de kilómetros que eres capaz de recorrer en un día!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *