LlamarPresupuesto

Nº119 – Británicos, ¡a las urnas!

boletín lingüístico

Como seguramente sabéis, las elecciones legislativas británicas se celebrarán en mayo. Este mes, nuestro boletín explica algunos conceptos básicos el sistema político en el Reino Unido.

El Reino Unido consta de 650 distritos electorales  («constituencies»), con 60.000 electores («voters») cada uno.  Para inscribirse en el censo electoral («register to vote»), solo hay que ser mayor de 18 años y ser de nacionalidad británica, irlandesa o de uno de los países de la Commonwealth. Cada distrito elige («elects») a su diputado («Member of Parliament» o «MP») mediante escrutinio uninominal mayoritario a una vuelta («first past the post»), siendo elegido el candidato más votado. La Reina invita al líder del partido que obtiene la mayoría de los escaños («seats») a formar gobierno («form a government») y convertirse en Primer Ministro («Prime Minister»). Si ningún partido obtiene mayoría absoluta (326 escaños), se habla de parlamento «minoritario»  («Hung Parliament»).

Tradicionalmente la campaña electoral gira en torno a tres partidos: el Partido Conservador («Conservatives»), de centro-derecha, el Partido Laborista («Labour Party»), de centro-izquierda, y el Partido Liberal Demócrata  («Liberal Democrats»), de centro. Normalmente, se critica que los líderes de todos estos partidos proceden de un entorno elitista («Old Boys’ Club»), formados en prestigiosas universidades como Oxford y Cambridge («Oxbridge») y alejados del electorado («out of touch with voters»).

Sin embargo, estas elecciones son más abiertas y parece que hay varios partidos minoritarios que están atrayendo votos («appeal to voters»). La mayoría son de izquierdas: el Partido Verde («Green Party») que promete una política ecologista, así como los partidos independentistas escoceses (el «Scottish National Party» o el «SNP») y el partido galés («Plaid Cymru»). La única opción de derechas es el Partido por la Independencia del Reino Unido («UKIP») que aboga por la salida del país de la UE («EU withdrawal»).

Los problemas fundamentales a los quese enfrentan todos estos partidos son el déficit presupuestario, la adhesión a la UE y la reestructuración del servicio nacional de salud («NHS, o National Health Service»).

Gracias a estos conceptos básicos, ya podéis contagiaros de la fiebre electoral («election fever») que no hace más que subir de temperatura en el Reino Unido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *