13 lecturas de verano para disfrutar mientras tomas el sol. Nuestras recomendaciones.
julio 27, 2018
Ubiqus Spain: expertos que traducen para expertos
septiembre 30, 2018
Mostrar todo

¿Qué es necesario para internacionalizar una empresa? ¿En qué situación se encuentran las empresas españolas?

En este mundo global en el que vivimos, vemos cada vez más a menudo cómo muchas empresas están optando por internacionalizar su negocio. De hecho, la internacionalización ha pasado a ser uno de los principales motores de crecimiento de las pymes, así lo demuestran las cifras que publica el ICEX .

Algo que no resulta extraño si pensamos que, si un negocio funciona en España, es muy probable que la misma ecuación resulte también en el extranjero.

¿Por qué está en auge el comercio exterior? Se están dando varios factores que promueven esta salida al exterior de las empresas españolas: unificación de los mercados, estandarización de los productos, nuevos canales de comunicación, homogenización de las necesidades de los consumidores, etc.

Hace no tanto, no todas las empresas podían optar por la internacionalización debido a los costes que conllevaba (inversión en viajes, gastos de alojamiento, búsqueda de contactos). Gracias a la digitalización del mundo laboral, muchos de estos costes se han reducido.

Ahora, gracias a las videoconferencias y las redes sociales, es mucho más fácil y barato hacer contactos y establecer alianzas comerciales sin necesidad de presencia física.

Para internacionalizar una empresa es necesario primero crear las condiciones necesarias dentro de la empresa para buscar oportunidades en el mercado internacional.

Por supuesto, hay que tener en cuenta que la internacionalización es un proceso a largo plazo que requiere una estrategia clara que nos permita desarrollar nuestro negocio en el extranjero con la misma o mayor rentabilidad que en casa.

¿Por qué se decide internacionalizar una empresa?

Varios motivos pueden llevara a una empresa a plantearse dar el salto hacia la internacionalización. Entre otros, los más frecuentes son:

  • Aumentar la cifra de negocios. Muchas empresas incrementan en hasta un 50 % su producción gracias a operaciones de internacionalización.
  • Buscar una alternativa ante la reciente crisis explorando oportunidades de negocio en el extranjero y resistir a ciclos económicos adversos. Muchas empresas crecen en épocas de recesión económica gracias a la internacionalización.
  • Aprovechar las oportunidades de mercados emergentes en el exterior para ampliar la presencia de nuestra empresa, así como las economías de escala y la posibilidad de optimizar la cadena de valor de los productos.
  • Preparar a nuestra empresa para la inminente globalización del mercado
  • Diversificar las actividades y los riesgos que pueda correr nuestra empresa y hacerla más competitiva.
  • Afianzar nuestra marca y trasladar al usuario valores como valentía, fuerza o potencia.

Claves para internacionalizar una empresa con éxito

Antes de lanzarse a la aventura de internacionalizar tu empresa debes conocer tu negocio a la perfección. Es imprescindible analizar los pros y los contras de la operación, las fortalezas y las debilidades de tu negocio, las posibles amenazas y oportunidades.

En definitiva, hacer un análisis DAFO que nos permita tener una herramienta sólida sobre la que basar nuestra estrategia. Este análisis nos permitirá estudiar la viabilidad económica y financiera de la empresa. Antes de salir, debemos contar con una buena situación dentro.

¿Qué factores pueden suponer una hecatombe para nuestras cuentas? ¿Cuál es el músculo financiero de nuestra empresa? ¿Estamos preparados para afrontar una operación de internacionalización? Por supuesto, hay que tener en cuenta también las distintas alternativas de financiación y créditos para pymes que existen actualmente y que pueden ayudarnos

Una vez conscientes de la situación de nuestro negocio en términos financieros y de DAFO, es importante conocer la situación del mercado meta. Los expertos recomiendan empezar poco a poco con apuestas seguras para afianzar la presencia internacional de nuestra empresa en lugar de embarcarnos en una operación de amplio espectro.

Debemos empezar por buscar mercados que sean lo más parecidos posible a nuestro mercado actual. Este parecido puede referirse a regulación, necesidades de negocio, idioma, etc.

Así, si tienes una empresa de traducción en España y tu principal fuente de ingresos procede de traducciones del inglés al español, sería más lógico empezar con países que tienen un mercado similar al tuyo en términos de necesidad de negocio y regulación para luego avanzar en otras direcciones.

En este caso, por ejemplo, sería lógico centrarnos en países de América Latina o en estados de EE. UU. de habla hispana. Además, con esta combinación, el desfase horario te permitirá ofrecer servicio a tus clientes prácticamente las 24 horas del día.

Como hemos mencionado anteriormente, es imprescindible elaborar un Plan de internacionalización que establezca cuáles son los objetivos que se persiguen con la internacionalización de la empresa, así como los recursos necesarios para ello, agrupado en distintas acciones distribuidas temporalmente en un plazo de tiempo acotado.

¿Qué debemos tener en cuenta para internacionalizar una empresa?

Como hemos avanzado, toda estrategia de internacionalización debe incluir una serie de pasos imprescindibles que nos permitan alcanzar el éxito. Dentro de este plan debe establecerse obligatoriamente la forma en la que vamos a internacionalizar nuestro negocio.

Existen varias fórmulas, como las alianzas con empresas similares ya operativas en el mercado de destino o la apertura de sucursales de tu propia empresa en el mercado de destino.

Si optamos por la opción más difícil pero seguramente más productiva, la de abrir sucursales propias, los recursos humanos desempeñan un papel decisivo.

Una de las decisiones fundamentales que toda empresa debe tomar antes de lanzarse a una aventura de este tipo, es si va a utilizar personal procedente del mercado local o si va a basarse en un sistema de expatriación de personal desde su central. Esto puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de la operación.

La contratación de personal local puede tener varias ventajas, como la superación de las barreras culturales, lingüísticas, etc., resulta menos costosa (no hay necesidad de pago de dietas, ni de viajes) y facilita la aceptación de la marca en el mercado de destino al ser presentada por personas de allí.

Por otra parte, los expatriados pueden constituir una opción válida para asegurarse la cualificación deseada (que no siempre está disponible en el mercado de destino) y aseguran la transmisión de los valores correctos en términos de filosofía y forma de trabajar.

Según Eolo.com lo más adecuado sería contratar a personal local, pero durante los primeros meses o años del negocio, destinar a un directivo de la matriz para asumir la gestión.

La traducción y la interpretación en el proceso de internacionalización

Un aspecto importante que hay que tener en cuenta a la hora de internacionalizar una empresa es la barrera lingüística, si existe. Si es tu caso, la mejor opción es dejar el asunto en manos de profesionales tanto en el mercado origen como destino.

Antes de nada, recuerda que no es lo mismo traducir que interpretar, como ya explicamos en un reciente artículo de nuestro blog, por lo que no siempre puedes contar con el mismo profesional para ambas tareas.

Es bastante probable que los trámites de internacionalización, especialmente en el caso de la apertura de sucursales, conlleven la realización de traducciones juradas. Este tipo de traducciones deben ir debidamente selladas y firmadas por un traductor homologado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de España.

Es importante que la documentación de marketing traducida se ajuste al tono y a la forma que buscas transmitir, recuerda que será la imagen de tu marca. No caigas en la tentación de contratar a personas que «saben» el idioma sin más, necesitas profesionales, y lo sabes.

Otro aspecto fundamental: la página web de tu empresa. Tu web es el mejor escaparate de tu empresa, no permitas que una mala traducción arruine tu imagen. Es imprescindible contar con una web multilingüe de calidad para que tus futuros clientes puedan tener acceso a tus servicios desde cualquier lugar del planeta.

También es probable que debas recurrir a intérpretes profesionales durante las posibles reuniones con socios, proveedores o empleados del mercado de destino. No lo dudes, contrata a profesionales con experiencia que sepan trasladar el mensaje y ahórrate disgustos.

Y para decidir que modalidad de interpretación necesitas, en nuestro blog puedes consultar varios artículos en los que se explica la diferencia entre interpretación simultánea e interpretación consecutiva.

En Ubiqus Spain hemos ayudado a muchas empresas en su proceso de internacionalización. Tenemos experiencia, somos profesionales. Si necesitas que te echemos una mano, llámanos. Nos vamos a entender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *