LlamarPresupuesto

22 palabras y expresiones en español imposibles de traducir a otros idiomas

expresiones en español

La cultura, la sociedad y la lengua española están marcados por la religión cristiana y este hecho se percibe claramente en sus expresiones, términos y conceptos. No sabemos si por nuestra personalidad, por las costumbres o por una mezcla retroactiva de todo ello, las expresiones en español más complicadas de traducir son aquellas con cierta connotación sexual o con alguna palabra malsonante. Pero no hay que asustarse, ya que en realidad las «palabrotas» o «expresiones groseras» forman parte del vocabulario base de cualquier idioma.

¿Por qué llama la atención su uso en el español? Según Héloïse Guerrier la lengua española es más obscena que otras lenguas, por ejemplo, el francés, que es su lengua materna. Héloïse Guerrier es una de los artífices de Astiberri Ediciones y autora junto al ilustrador David Sánchez de los libros Con dos huevos y Cagando leches, que recogen todas aquellas expresiones españolas tan descriptivas y divertidas, la mayoría de las cuales tienen como tema la religión, la escatología y la comida.

Expresiones españolas imposibles de traducir

«Se me ha ido el santo al cielo»

Esta expresión española la utilizan los más despistados y resulta imposible traducirla a otros idiomas. Empecemos con el término «santo». ¿Qué santo? ¿Y por qué se va a ir al cielo? Se dice que la expresión «se me ha ido el santo al cielo» la pronunció un cura mientras oficiaba la misa al olvidar lo que iba a decir de un santo sobre el que hablaba. Así, este dicho español se utiliza cuando se olvida algo que se iba a hacer o que se quería decir.

«Tener mucho morro»

«Vaya morro que tiene ese», «qué morro le has echado» o incluso «tienes un morro que te lo pisas». Esta expresión en español es utilizadísima entre los castellanoparlantes y no tiene ninguna lógica si se traduce literalmente. La frase hace referencia a una persona sinvergüenza que no tiene en consideración a los demás y que piensa en su propio porvenir. Es muy común.

«Llevarse a alguien al huerto»

Por muy picante que pueda sonar esta expresión, su origen está en la obra teatral de Fernando Rojas, La Celestina. No obstante, es muy probable que al intentar traducirla a otro idioma la reacción de los oyentes no sea la misma del todo. «Llevarse a alguien al huerto» significa mantener relaciones sexuales con dicha persona.

«Irse por los cerros de Úbeda»

Úbeda es un municipio de Jaén y no sabemos que tendrán sus cerros, pero esta expresión en español se emplea con aquellos hablantes que se caracterizan por dar explicaciones demasiado largas. Alguien «se va por los cerros de Úbeda» cuando empieza a divagar y se aleja por completo del tema principal de la conversación. El origen de esta expresión data del siglo XII, cuando el rey Fernando III se disponía a atacar la ciudad de Úbeda y un capitán de su ejército desapareció por completo para volver una vez había sido conquistada. El “pobre” capitán se había perdido por los cerros.

«Estar hecho un Cristo»

Otra de las expresiones en español que tiene su origen en la religión. Si alguien te dice que «estás hecho un Cristo» significa que no tienes muy buen aspecto. Más bien, que estás hecho un desastre. También puede emplearse como adjetivo para describir un lugar. Esto tiene que ver con la situación vivida por Jesús de Nazaret durante sus últimos días en la Tierra según explica La Biblia.

«Ponerse las botas»

Probablemente todos los idiomas tengan una expresión o término específico para hacer referencia al significado de «ponerse las botas», pero es igual de probable que no se trate de la traducción literal de esta expresión española. Cuando un español se «pone las botas» quiere decir que va a acabar con todo aquello que haya en la mesa.

«Coser y cantar»

Esta expresión española se utiliza para referirse a algo sencillo. Esta frase tenía lógica antiguamente cuando coser se consideraba una tarea sencilla. ¡A día de hoy es muy probable que muchas personas no sean capaces ni de coser ni de cantar por separado y mucho menos a la vez!

«No dar un palo al agua»

En inglés, francés e incluso alemán seguramente exista una expresión con el mismo significado que ésta, pero con palabras y conceptos muy diferentes. Una persona que «no da un palo al agua» es aquella que no hace nada de provecho con su vida, que ni trabaja, ni estudia ni colabora con los quehaceres de la casa. Lo que actualmente llamaríamos «NiNi». Esta expresión tiene su origen en lenguaje marinero y el palo se refiere al remo.

«Montar un pollo»

Esta expresión se utiliza cuando se origina una gran discusión o un espectáculo. Tiene una connotación negativa. «Cuando le he enseñado las notas, mi madre me ha montado un pollo enorme». El origen de esta expresión en español se encuentra en la palabra «poyo», que hace alusión al podio o tribuna portátil al que se subían los oradores políticos del siglo XIX, ya que sus discursos solían terminar en enfrentamientos.

«Armarse la marimorena»

Esta expresión es similar a la anterior. Su origen se remonta al siglo XVI, donde el matrimonio compuesto por Alonso de Zayas y María Morena, más conocida como Mari Morena, regentaba en Madrid una taberna. Esta taberna comenzó a ser famosa al participar en un proceso judicial cuando los dueños se negaron a servir un buen vino a un grupo de soldados. Parece ser que Mari Morena fue la persona que más trifulca creó en dicho momento.

Expresiones juveniles y palabras graciosas en español

«Mola»

Expresión típica madrileña donde las haya. Cuando algo «mola» quiere decir que algo es más que guay, bueno o que gusta. Puede ser sustituida por «es la leche» pero no tiene el mismo sonido ni significado. También se puede emplear con las personas. «Me mola mucho Pedro» o «¡Cómo mola este grupo de rock!». Pertenece a una jerga juvenil y coloquial.

«Es coña»

Puede sustituirse por «es broma» pero no tiene la misma profundidad. Como ya sabrás, pertenece a la jerga juvenil y a un registro un tanto vulgar y es un término complicado de traducir. También se emplea la expresión completa de «¿Estás de coña?» para expresar perplejidad o incredulidad ante algo. E incluso se puede escuchar «hacer la coña» que significaría «bromear».

«Sujetavelas»

Es probable que en otros idiomas haya un adjetivo similar a este, pero es imposible hacer una traducción literal y que se entienda. El término «sujetavelas» hace referencia a esa tercera persona que no sabe cómo, pero termina acompañando a una pareja y poniéndose en una situación incómoda. El concepto quiere decir que sobra en la ecuación. Es una expresión tan juvenil y nueva que ni siquiera está recogida en la RAE.

«Comerse un marrón»

También se escucha la frase «vaya marrón» ante una situación incómoda y poco apetecible que por designios del destino toca asumir.

«Irse la pinza»

Expresión graciosa donde las haya ya que ni los españoles entendemos su lógica. Cuando a alguien «se le va la pinza» quiere decir que se le ha ido la cabeza, se ha vuelto loco, hace cosas raras o se ha olvidado por completo de algo. Puede ser una versión mucho más actualizada al «se me ha ido el santo al cielo»

«Estar de Rodríguez»

Esta expresión española está dedicada a todos aquellos que se quedan solos en casa y no saben ni por dónde empezar a organizarse la vida. El origen de esta locución no es claro y originalmente hacía referencia a aquel hombre casado que se queda solo en casa trabajando mientras su familia está fuera. No obstante, actualmente puede hacer referencia tanto a hombres como a mujeres.

«Pirarse»

Un término muy empleado en la jerga juvenil y coloquial. Es un término con el que expresar «irse» de algún lugar, pero con un tono más chulesco. «Me piro ya, ciao».

«No me rayes»

Expresión en español muy complicada de traducir. «No me rayes» suele significar «no me molestes», «déjame en paz» o «no me calientes la cabeza». Es muy común escuchar esta expresión entre los más jóvenes.

«Currar»

Una manera particular de decir «trabajar». No obstante, tiene una connotación más coloquial.

«Piti»

Esta palabra castellana se utiliza entre jóvenes y adultos para referirse a un «cigarro» o «cigarrillo». Aunque no está reconocida en la RAE, el diccionario oficial de la lengua español señala que esté es el término que se emplea en Chile para referirse a «alguien corto de vista». En España, si pides a alguien un «piti» te dará tabaco.

«Flipar»

Una palabra española de jerga coloquial que denota emoción. «Flipar» significa «estar maravillado por algo o quedarse asombrado o extrañado» Por ejemplo, «¡Cómo me flipa hacer surf!» o «¡Flipé cuando me contaron el último cotilleo!». También se puede utilizar la expresión «¡Qué flipe!».

«Dabuten»

Esta palabra le parece graciosa hasta a los propios españoles. Este término no está recogido en ninguno de los diccionarios y, aunque en la actualidad suena bastante desfasada, es un término que se utilizaba hace unos años y se puede escuchar entre generaciones anteriores. Su origen reside en la palabra «buten» que proviene de la lengua caló que sí que está recogido y que según la RAE significa «excelente». Así, «dabuten» es una expresión que se utiliza —se utilizaba— cuando algo es de gran calidad o tiene valor. Por ejemplo, «¿Vamos al cine? Vale, dabuten». Debido a la oralidad y su uso cotidiano se puede escuchar de múltiples maneras «debute», «debuten», «debuti» o «dabuti». También se solía escuchar la frase «Nos lo hemos pasado debuti» aunque ahora mismo no es muy popular entre los jóvenes.

 

Y no son las únicas. El vocabulario castellano es muy rico y en él abundan expresiones, frases hechas y palabras que van evolucionando y transformándose con el tiempo. Para controlarlas se necesitarán unas buenas spanish classes madrid basadas en conversación e intercambio de idiomas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *